¿Todos podemos ser Líderes?

Muchas veces creemos que liderazgo es algo que solo algunos tienen y ante esta idea surge la pregunta… ¿Todos podemos ser líderes?
La respuesta es: SI.
LIDERAZGO PERSONAL es la capacidad que todos tenemos para dirigir nuestra propia vida con responsabilidad y compromiso. El Líder reconoce todo su potencial, se pone metas, decide, planifica y actúa en consecuencia de ello para que su vida transcurra por el camino que el mismo se ha trazado, convirtiéndose en una persona valerosa e íntegra, el cual piensa, siente y actúa de forma coherente, buscando su crecimiento constante y desarrollo en todas las áreas de su vida. Ser líder para algunas personas es un talento natural, sin embargo, todos con entrenamiento y disciplina podemos llegar a desarrollar nuestro liderazgo y potenciarlo.
Liderazgo es la fuerza interna que todos tenemos, que nos lleva a superarnos, que nos impulsa a salir adelante, que nos mueve a realizar nuestros objetivos, que nos lleva a decidir, a asumir desafíos, a elegir, a plantarnos firmes ante la adversidad. Las personas somos líderes cuando decidimos cambiar para mejorar, cuando con nuestras acciones nos convertimos en ejemplo e inspiramos a otros a cambiar también. Liderazgo es sinónimo de tomar acción, y acción es sinónimo de vida. Ser líder es una importante decisión que nos llevará al éxito en todas las áreas.
El gran enemigo del liderazgo personal positivo es la queja, el negativismo y el conformismo, estas formas de ser convierten a las personas en víctimas de sí mismos actuando de forma pasiva ante la vida. Por el contrario, los líderes son protagonistas de su historia, son propositivos, viven entusiastas con ideas de progreso y bienestar. Son agentes de cambio, no están esperando que nadie le cambie sus vidas. Viven con un propósito, cumplen consigo mismos, no se ponen excusas, ni pretextos. Saben que como víctimas no llegarán a ningún lado y vivirán dando vueltas echándole la culpa a los demás por sus fracasos. Los líderes toman las riendas y saben que tienen dentro de si todas las herramientas para lograr y construir su propio porvenir.
El liderazgo cuando se ejerce con entera responsabilidad nos da libertad. Un líder valora sus fortalezas, sabe reconocerse, aceptarse y a su vez esta cualidad hace que valore, acepte y reconozca a los demás. Todo líder tiene valores, principios, creencias poderosas, carácter, determinación, actitud, don de servicio. Tiene cualidades y habilidades que lo hacen ser guía y buena influencia para otros.
Liderazgo personal es creer en ti, es estar seguro de las decisiones que tomas, sin dudar, es aprendizaje constante. Este es un proceso que empieza con la decisión de definir nuestros hábitos para que luego los resultados de nuestros hábitos nos definan. Todo líder tiene el poder de hacer cambios positivos en su vida. Cuando todos los días, asumimos la responsabilidad de nuestros pensamientos, palabras y acciones, cuando cumplimos con nuestra palabra, cuando nos cuidamos, cuando nos auto gestionamos, nos auto corregimos, cuando usamos nuestra inteligencia emocional y nuestros dones para construir, cuando nos enfocamos en ser cada día mejores personas, estamos ejerciendo nuestro liderazgo. Todos podemos ser líderes, todos tenemos la capacidad de hacer que las cosas cambien, todo empieza cuando uno da el primer paso.
Un verdadero líder no responde a guiones, ni mandatos que vienen de afuera respecto a cómo tiene que ser su destino; el responde a sus propias ideas, sabiendo que su vida será el resultado de su propio esfuerzo. Un líder sabe lo que quiere y hacia dónde va, tiene clara su visión, tiene una misión que le da sentido a su vida, sus objetivos y metas son propulsores de su manera comprometida de actuar. Reconoce su propósito, trabaja con pasión, tiene una actitud positiva y hace todo con buena voluntad. Se alimenta de buena energía y no malgasta su tiempo en situaciones tóxicas. Actúa con amor, vive desde la abundancia, es agradecido, trata a los demás con amabilidad y respeto, genera bienestar.
Para ser líder es necesario salir de tu zona de confort y entrar en la zona de aprendizaje, incluso ir más allá, desafiándote a ti mismo con actitud proactiva hacia un cambio positivo, podrás darte cuenta de todo el potencial que tienes dentro de ti para hacer frente a los desafíos. La mayoría de veces no salimos de la zona de confort por el miedo al rechazo o al qué dirán, pero la vida consiste en ser lo que uno quiere ser intentando muchas veces hasta lograrlo. Decide lo que quieres ser y lo que vas a hacer a partir de ahora. Cuando lo tengas claro verás como la propia vida misma te dará las herramientas que necesitas para empezar a emprender tu camino, y esto sucede porque todo aquello que piensas se termina convirtiendo en tu propia realidad.
Ocúpate de mantenerte sano en estas tres áreas: Mente, cuerpo y alma. Es necesario un estado mental positivo en este proceso, todo lo que consideres que es tóxico para ti debes eliminarlo de tu vida, aléjate de las personas que te desmotivan o te impiden avanzar, que te dicen que no lo lograrás. Con el tiempo tú podrás ayudarlos también a que mejoren su propia vida inspirándolos a través de tu ejemplo. Llénate de información positiva, que te construya, que te sume, y de la cual puedas aprender. Fortalécete con pensamientos de superación y progreso. Cuida tu cuerpo, has ejercicio y aliméntate sanamente, así eliminaras toxinas y te mantendrás sano. Un líder cuida de sí mismo, tanto por dentro como por fuera. Llena tu alma amor, valores, agradecimiento y todo lo bueno que Dios nos da.
Constrúyete un plan de vida, no te conformes con el que ya tienes, reconéctate con tus sueños y atrévete a asumir los retos que implica alcanzarlos. Puedes más de lo que crees, lo comprobarás en la medida de tus logros. Incrementarás tu autoestima y te sentirás cada vez con más seguridad y confianza. Tomar las riendas de tu propia vida significa aprender a tomar tus propias decisiones y tener una filosofía de vida propia enfocada en el bienestar y crecimiento continuo, renunciando a viejos conceptos que te traen malestar o que te impiden ir por lo que quieres. Cuando lo hagas incrementará tu motivación que, a su vez, te ayudará a cambiar tu mundo interior y tus conversaciones internas, ayudándote con tu propia vos a ser cada vez más fuerte para asumir tus propios retos.
Para ejercer un buen liderazgo personal es necesario hacer un análisis de cada área de nuestra vida: espiritual, familiar, laboral, económico, social, etc. Preguntarnos ¿qué cambios positivos puedo hacer, que esté a mi alcance y que dependa de mí para lograrlos? Tomar conciencia y empezar a realizarlos hoy mismo. Para esto se necesita compromiso, entusiasmo y perseverancia, pues se trata de alimentar una nueva forma de SER para alcanzar lo que tú quieres, considerando que las formas las decides tú mismo. Si tu tomas la vida como un lugar para inspirar, te enfocarás en que cada acontecimiento que pase en tu vida será un motivo para dejar tu huella de forma positiva y para dar el ejemplo de la actitud con la que se debe resolver y conseguir las cosas, por el contrario si tomas la vida para quejarte, nunca nada será suficiente para que seas feliz. La buena noticia es que siempre podemos decidir ser líderes de nuestra propia vida, dejar de ser víctimas y convertirnos en los protagonistas.
Liderazgo personal es usar toda tu fuerza interior y exterior para lograr tus sueños, para ayudar a otros, para dar el ejemplo, generar bienestar, y producir cambios. Cuando seas capaz de liderarte podrás liderar a los demás, ya que te tomarán como su referente, aumentará tu valor, y sin duda crecerás y serás un gran líder agente de grandes cambios positivos.
Con este artículo, te animo a que busques dentro de ti, te hagas consciente de tu propia fuerza y responsable de tu propio porvenir. Toma acción, TU ERES UN LÍDER, estás en este mundo porque tienes una gran misión: la de contribuir con tu vida para construir un mundo mejor para ti mismo y para los demás. ¿Estás listo para vivir en liderazgo?
Recuerda…
· Un líder tiene visión, ve más allá de sus ojos, no tiene miedo a soñar, porque sabe que sus sueños son el norte de su vida, tiene fe en Dios y en sí mismo para poder alanzarlos.
· Un líder hace las cosas con pasión, se entrega a todo lo que se propone.
· Un líder es ordenado, organizado y planificador, actúa en consecuencia de sus decisiones, de sus palabras, promesas y compromisos, es coherente e íntegro.
· Un líder sabe tomar decisiones, no duda de si mismo, es determinado, se siente seguro de lo que elije.
· Un líder cree en sí mismo, reconoce todo su potencial y siempre aspira a más. Tiene fe y confianza en sus habilidades, cualidades y fortalezas.
· Un líder contribuye al cambio positivo de la humanidad a través de sus buenas acciones.
· Un líder es agradecido, valorar todo lo que lo rodea, da sin esperar, tiene el don de servicio.
· Un líder inspira a todos con su comportamiento ejemplar, con su historia, sus acciones, sus palabras.
· Un líder tiene como lema: lo hago yo primero, no espero que nadie lo haga por mí.
· Un líder tiene una misión personal, tiene metas claras y se basa en sus propios resultados, los cuales le ayudan a seguir mejorando constantemente.
· Un líder sabe que todos somos importantes, por lo mismo, se empeña en generar buenos momentos con las personas de su entorno.
· Un líder sabe conectar, es empático, sabe comunicarse, es asertivo y se relaciona positivamente con los demás.
· Un líder enfrenta sus propios miedos, se desafía a sí mismo, se llena de ideas positivas que le generan confianza y seguridad.
· Un líder se entrena, valora la educación, adquiere nuevos conocimientos para fortalecerse y desarrollar nuevas habilidades.
· Para un líder sus valores son la base de su desarrollo personal, son su fuerza, y sobre las cuales construyen su éxito.
¡Despierta el líder que hay en ti!
Karina Madueño
Life Coach
¿Quieres saber más?
Contáctame: hola@karinamadueno.info

Reprograma tu mente: Crea Patrones mentales positivos

Hay personas que sus vidas son dramas interminables, terminan uno para empezar otro, viven pensando con limitación y escasez, siempre están enfermas, se quejan de la vida, mal gastan su dinero hasta quedar sin nada, se sienten infelices y hacen que todo les salga mal, reforzando así sus creencias negativas y creando emociones tóxicas para ellas y para su entorno. A esto se les llama patrones mentales negativos ya que con este comportamiento están bloqueando la posibilidad de ser felices sea cual sea su realidad.
Nuestro comportamiento es el resultado de las creencias que adoptamos desde niños, que aprendimos y quedaron programadas en nuestra mente y ahora determinan nuestra realidad. Actuamos en función a ello pensando que es la única forma que podemos SER.
Nuestros patrones son hábitos que se han ido repitiendo a lo largo de nuestra vida y así han ido tomando fuerza día a día y para cambiarlos necesitaremos la misma fuerza y repetición. Lo mismo sucede con las creencias que son pensamientos repetitivos con carga emocional fuertemente arraigadas a nosotros. Para ello debemos trabajar en nuestra mente con mucha disciplina.
Es importante reconocer cuales son los patrones negativos que quieres cambiar, que te generan malestar, que te limitan, que te impiden SER feliz. Una vez identificado, proponte cambiarlos por patrones positivos que te llevarán a SER la persona que deseas. Todo empieza en los pensamientos, ya que son propulsores de emociones que a su vez nos llevan a la acción, por lo tanto, este cambio primero se genera en tu interior. Si piensas con amor, fe, agradecimiento y abundancia generarás emociones que te ayudarán a crear cambios positivos en tu vida. Se consciente de que la vida tiene muchas oportunidades y tú eres libre para elegir, lo que llevas a tu mente, lo llevarás a tu vida.
Al principio la mente pondrá resistencia e intentará convencerte que no se puede y buscará excusas para demostrártelo, pero recuerda que el éxito aparece en la vida de las personas solo cuando los patrones mentales de fracaso, de escasez y de infelicidad son sustituidos por patrones mentales positivos, de éxito, de riqueza y felicidad. Selecciona cuidadosamente toda la información que ingrese a tu mente, y busca experiencias que vayan acorde con la vida que quieres crear, ya que nuestro subconsciente archiva todos los datos que percibimos a través de nuestros sentidos.
Si estás dispuesto a cambiar tus patrones, empieza a cambiar tus creencias, cambia tu mundo hacia un mundo de oportunidades y sustituye todo lo que crees que no puedes, por creencias que si puedes.
Cuando nos damos cuenta que muchas de nuestras creencias limitantes en realidad no son nuestras, que las fuimos adoptando a lo largo de nuestra vida, entendemos que si las podemos cambiar…ahora pregúntate: ¿De dónde viene esta creencia?, ¿Cuándo decidí creerlo?, ¿Esta creencia me limita?…Empieza a cuestionar estas creencias limitantes y empieza a elegir las creencias sobre las cuales vas a empezar a regir tu vida, elige tu qué quieres crear y en base a esto empieza a pensar, a sentir, a hablar y accionar, si quieres una vida de oportunidades, tiene que ir acompañado de creencias que te lleven a actuar de esta forma en tu vida.
Tu puedes lograr la vida que tú quieras (es mi frase favorita), solo cambia tu forma de pensar y cambiarás tus resultados. CREER es PODER…ya que tus creencias tienen el poder de transformar tu realidad.
Ahora, ármate de valor, disciplina, constancia y sobre todo el deseo de lograr resultados diferentes a los anteriores, con esto tu motivación crecerá y te mantendrás firme.
Construir nuevos patrones mentales es un desafío que si lograrás…ya que cuando tú cambias, tu realidad cambia, tu mundo cambia. Comprométete con esta nueva forma de SER y persevera hacia tu felicidad plena.
El demostrarte a ti mismo que puedes ser una mejor persona en todas las áreas de tu vida generará nuevas creencias sobre ti y nuevas emociones sanas, así mismo estas nuevas experiencias construirán creencias positivas sobre tu vida misma.
Sé la persona que quieres ser, actúa desde el nuevo SER que eres, refuerza tu Autoimagen, llénate de pensamiento positivos, adopta nuevos valores, construye nuevos hábitos, capacítate en las áreas que veas que son necesarias para tu crecimiento y desarrollo personal, lee libros de éxito, alimenta tu mente de información positiva, rodéate de personas buenas, felices y exitosas. Vuélvete una persona que sume en la vida de otros, una persona que trasmita positividad e inspire con su nueva forma de vivir desde sus nuevos patrones mentales positivos.
Aquí te recomiendo algunas actividades que puedes empezar a hacer para reprogramar tu mente de forma positiva:
· Llénate de pensamientos de progreso y felicidad.
· Piensa bien de ti mismo, habla bien de ti mismo, actúa bien contigo mismo y con los demás.
· Analiza tu lenguaje, las palabras que uses serán determinantes para este proceso de cambio. Si usas palabras positivas crearás una realidad positiva en tu vida.
· Cuando te despiertes tómate un tiempo para concentrarte y pensar en las cosas que quisieras que te pasen, siente que lo mereces y siéntete feliz por ello.
· Cada vez que sientas emociones negativas, cambia el rumbo pensando en algo que te produzca bienestar.
· Repite por la mañana y por la noche de manera consciente afirmaciones positivas sobre lo que deseas para tu vida como: Yo atraigo el amor, yo vivo en abundancia, todo lo que emprendo prospera, soy fuente de paz.
· Al despertar, durante los 20 primeros minutos llena tu mente de información positiva, palabras de motivación, prosperidad y éxito.
· Dedícate un tiempo para Agradecer por todas las bendiciones que Dios trae a tu vida y por lo que traerá.
· Y para estar completos cuida tu alimentación y haz ejercicio, recuerda: mente sana en cuerpo sano.
Comprométete con este cambio a nivel mental, emocional y físico, lleva todo tu SER a lograr la vida que deseas.
Lidérate, empodérate e inspira.
Karina Madueño
Life Coach
¿Quieres saber más?
Contáctame: hola@karinamadueno.info

Créelo, todo depende de ti

“Hoy en día la gente quiere todo fácil”, “Lo que fácil viene fácil se va”, “Lo fácil no se valora”, y así, son frases que escuchamos cada día pero que más allá de ser frases son condicionantes de nuestro comportamiento que se convierten en *creencias poderosas* que afectan de manera directa nuestros resultados frente a verdaderas oportunidades.
Estas creencias negativas marcan grandes limitaciones para nuestro crecimiento personal y trabas para la realización de nuestros sueños, prosperidad de nuestros negocios, buenas amistades, excelentes relaciones, etc., estas frases nos enseñan a ser mediocres pues*para que nos vamos a esforzar si total: no sirve*, además de atribuir a lo que llega “la responsabilidad de NUESTROS resultados. Pero..(según una mirada personal) aquí hay dos verdades:
Es cierto que hoy en día mucha gente está buscando lo más fácil para su vida “por no salir de su zona de confort”, entonces cuando se les presenta algo bueno prefieren dejarlo pasar por la sencilla razón de que nadie les asegura que tendrán un buen resultado y prefieren no arriesgarse, cuando las cosas se ponen difíciles o demandan un poquito más de esfuerzo ¡¡¡huyen!!!, pues no están acostumbrados a perseverar, menos a construir: son inseguros y desconfiados; muchos prefieren quedarse en lo más cómodo: mínimo esfuerzo y ¡que sea lo que Dios quiera! (Claro después terminan echándole la culpa a Dios, a sus padres, a su pareja y todos los que le conocen por sus fracasos y decepciones).
La otra verdad es que muchas veces estamos en la lucha buscando eso que tanto queremos y de pronto “la vida nos abre todas las puertas y ahí está: ¡frente a nosotros!, y pensamos: ¡Todo es demasiado perfecto para ser verdad!, entonces nos asustamos, no lo creemos y lo dejamos pasar porque sentimos que tenemos que sufrir, luchar, batallar, arañar paredes, para que sea verdadero y aunque lo estamos viendo con nuestros propios ojos, nos sentimos no merecerlo sin primero sufrir…y así como llegó: ¡se fue! Y no porque sea fácil, sino porque NO supimos actuar de la manera adecuada frente a la oportunidad.
Ambas formas finalmente dejan ir las oportunidades, dejan ir las bendiciones y los regalos del universo. Pero aquí va mi punto, más allá de que lo que llegue a nuestra vida sea fácil o no:
Me parece que el verdadero trabajo está en mantenerlo, en esa construcción fuerte, real, con lazos sólidos, que hace que eso especial que llegó a nuestra vida tenga un significado profundo y trascienda dejando una huella imborrable y los resultados sean perdurables a través del tiempo.
El que algo bueno llegue, de la forma que llegue, sólo es el inicio, pero que algo perdure en el tiempo, sólo depende de nuestro trabajo diario.
He comprobado que lo que se construye con amor y especial cuidado, es algo que pocas veces se romperá; se convierte en algo indestructible en función a la energía que invertimos y a la intención que le pongamos desde el principio.
Nadie nos garantiza los resultados, solo el poner el 100×100 sin lugar a dudas y quedarnos con la satisfacción de dar todo ya es ganancia pues nos demuestra que somos capaces de construir con buenas bases.
No tires la toalla tan rápido, si algo llegó a ti es porque lo que se te da es con la confianza que eres un buen administrador: del tiempo, del dinero, de los bienes, de las relaciones, etc.
Lo más importante: TRABAJA en ti día a día, constrúyete, mejórate, edifícate, vuélvete tu mejor versión y la vida te dará todo lo que necesites como “resultado” de tu trabajo sin que tengas que luchar y sacrificar tanto y si crees que lo mereces el universo te dará aún más.
Tú eres quien generas tus resultados. Si llega: tu lo generaste. Si se va: también. TODO depende ti.
Karina Madueño
Life Coach
¿Quieres saber más?
Contáctame: hola@karinamadueno.info

Tu poder está en tu interior

¿Quieres saber el impacto que puede tener en tu vida el reconocer tu poder?, ¿Quieres aprender a desarrollar tu fuerza interior e incrementar tu seguridad y confianza?, ¿Quieres ser una mujer líder, empoderada y exitosa?
Soy Karina Madueño y quiero compartir contigo estos 3 importantes consejos:
1.- Mejora la forma como te ves a ti misma
Para esto es importante que te conozcas y te reconozcas como una persona con fortaleza, capaz de lograr todo lo que se proponga. Haz una lista de tus cualidades, habilidades y características positivas, para luego trabajar en potenciarlas, este proceso por supuesto, mejorará tu auto concepto. A su vez esto nos llevará al autorespeto que es el reconocernos como seres humanos dignos y valiosos, amarnos, valorarnos y aceptarnos, así con nuestras fortalezas y puntos de mejora. Cuando aprendemos a respetarnos logramos también el respeto de los demás, aprendemos a respetar también todo nuestro comportamiento y por ende la forma como nos comportamos con otros. Practicar el autorespeto hará que sepas reconocer cuando las personas están siendo respetuosos contigo y cuando quieran sobrepasar los límites. Te ayudará a cuidarte y valorarte más. El Autocontrol es parte también de cómo nos vemos, es ser capaz de adaptarnos a ciertas situaciones y lograr con el aprendizaje y experiencias “ser mejor persona”, aprender a controlar nuestros impulsos, gestionar nuestras emociones, a comunicarnos de mejor manera, saber tratarnos y tratar a los demás.
2.- Incrementar tu autoestima
Una vez trabajado estas tres actitudes importantes empezamos a mirarnos como una persona valiosa con habilidades y logros personales.
La autoestima positiva produce seguridad y confianza en nosotras mismas y esto influye e nuestro comportamiento y por consecuencia en nuestros resultados. Cuando somos personas seguras, nos es posible tomar decisiones más acertadas y lograr con más facilidad nuestras metas. Nuestra confianza hará que creamos en nuestro potencial y nos sintamos fuertes para enfrentar la vida ante cualquier circunstancia. Una autoestima sana permitirá aprovechar mejor las oportunidades y sentirnos capaces de asumirlas con éxito.
3.- Inicia un proceso de crecimiento personal
Esto implica transformarte desde “quien estás siendo ahora, hacia, quién quieres ser”, subir tus estándares y sacar lo mejor de ti. Muchas veces soñamos con que queremos una vida mejor pero en el fondo sentimos que no lo merecemos que nunca lo podremos lograr, es por eso que es importante trabajar en los dos puntos anteriores para que llegando aquí sea posible un proceso de trasformación efectivo. Transformarnos tiene que ver con sustituir las creencias que nos limitan, cambiar los pensamientos negativos a positivos, desarrollar nuevas habilidades, construir nuevos hábitos, adquirir nuevos valores, generar nuevos recursos a través un proceso interior.
Ser un mujer empoderada desde el SER es un trabajo continuo, es un conjunto de comportamientos que podemos entrenar día a día con compromiso y determinación, logrando como resultado tener la libertad para ser quienes queremos ser y construir la vida que tanto anhelamos.
Te invito a visitar mi blog, asistir a mis cursos, talleres y conferencias.
Lidérate, empodérate e inspira.
Karina Madueño
Life Coach
¿Quieres saber más?
Contáctame: hola@karinamadueno.info

Elige el camino que te haga feliz

¿Cómo nos va al momento de tomar decisiones?, ¿los demás toman decisiones por ti?, ¿es mejor para ti ser leal hacia otros, antes que ser leal a ti mismo?, ¿eliges el camino que te represente mayor comodidad antes de analizar si verdaderamente es el camino que te llevará a realizar tus sueños?, ¿tienes el valor de intentar cosas nuevas?, ¿de conocer lugares nuevos?, ¿de trabajar en eso que tanto quieres?, ¿de emprender?, ¿de darte la oportunidad de ser feliz?.
Muchas veces elegimos un camino en el que no queremos estar, sólo por satisfacer los deseos y anhelos de otros, todo para que se sientan orgullosos de nosotros a costa de nuestra propia felicidad, sin embargo, en el fondo de nuestro corazón sabemos que nuestro camino está donde están nuestros sueños…Sí, llevará esfuerzo, determinación, valentía, carácter, entrenamiento, amor y sobre todo vencer el miedo, pero debemos ser capaces de apostar por nuestras habilidades y talentos para tomar esta importante decisión, la de seguir el camino que nos haga feliz.
La vida que tenemos es el resultado de todas las decisiones que tomamos cada instante, en cada momento elegimos un camino y a lo largo del tiempo reafirmamos si mantenernos en el mismo o cambiar. Todos cambiamos, por supuesto que si, la vida cambia, las personas cambian, las situaciones cambian, y lo maravilloso de todo esto es que en esos cambios podemos elegir siempre hacer prevalecer nuestro bienestar aunque eso signifique: soltar, dejar ir, irte, llegar, salirte, cerrar ciclos, continuar, retomar, empezar…
Aveces sabemos más de lo que no queremos, que de lo que queremos, aveces nos da miedo reconocer que lo que queremos está muy lejos que de lo que los demás quieren, sin embargo, se necesita mucho valor para mirarnos y preguntarnos: ¿qué quiero? y ¿qué estoy dispuesto hacer para lograrlo?. Tomar DECISIONES que nos lleven al éxito, es elegir el camino que nos haga feliz.
Deja de postergarte, la vida es una y hay que vivirla con hidalguía, con fuerza, con valentía, con determinación, la vida es nuestra única oportunidad para SER FELIZ, aunque esa decisión nos ponga a prueba una y otra vez.
Me repito y una y otra vez: *que nuestro ¨QUE¨ sea más grande que nuestro COMO*, el cómo aparecerá cuando nuestro compromiso este consolidado con nuestro propósito de vida. *Elige el camino que te haga feliz*, porque tu felicidad está en elegirte.
Te lo mereces.
Karina Madueño
Life Coach
¿Quieres saber más?
Contáctame: hola@karinamadueno.info

¿Qué quieres?

La pregunta que me cambió la vida…

La mayoría de personas sabemos lo que no queremos: no quiero sufrir, no quiero enamorarme, no quiero que me digan que hacer, no quiero que manejen mi vida, no quiero salir, no quiero estar triste, no quiero, no quiero, no quiero y lo que no sabemos es “que queremos realmente”. Una técnica para saber que queremos (al menos fue la que me funcionó) es el sustituir el: no quiero….por el “quiero”.
Por ejemplo: •No quiero salir -> Quiero quedarme en casa. •No quiero enamorarme-> Quiero enamorarme de una persona maravillosa. •No quiero sufrir-> Quiero ser feliz. •No quiero que manejen mi vida-> Quiero recuperar mi poder y ser dueño de mi vida.
Y así…sustituir las frases negativas por positivas e ir encontrando las acciones que complementen ese “quiero”.
El cerebro no entiende el NO entonces cuando dices “no quiero” lo entiende como un “quiero”, ¿parece complicado verdad? sin embargo para nuestra mente está “clarísimo”. La idea es re-programar nuestra mente día a día trabajando en lo que decimos, comprendiendo la fuerza creadora de nuestras palabras y dándole el verdadero sentido de lo que queremos en realidad. Lo que digas se representará en forma de imagen en tu mente y sobre esa imagen nos enfocamos hasta hacerlo realidad…si dices constantemente no quiero comer manzana…¿qué crees? al decirlo en tu mente aparecerá la imagen de una manzana y aparecerán manzanas en tu vida por todo lado y lo que no quieres estará más presente en tu día a día pues porque le pusiste foco más a lo que no querías.
El poder del enfoque es mágico, en lo que piensas y le das fuerza aparece por todo lado. Haz la prueba: piensa en un auto rojo -todo el día piensa en un auto rojo- verás autos rojos por todo lado. El poder del pensamiento es fuertísimo. Pero sigamos -> Con seguridad es mejor manifestar y hacer realidad lo que si queremos -que por otro lado también el saber que es lo que quieres te ayuda a definir tus objetivos y metas, ahora que estamos al principio del año es un buen momento para hace una lista de que queremos y comprometerte con las acciones que necesitas realizar para lograrlo.
Por ejemplo: ¡quiero tener una familia feliz! …ok!!! Entonces pregúntate: ¿qué acciones voy a realizar para lograrlo?. Todos tus “quiero” necesitan de tu disposición, de tu fuerza, de convicción y que te mantengas firme en ellos ¡créeme!. Queremos muchas cosas, pero muchas veces no estamos dispuestos a pagar el precio: el esfuerzo, la determinación, la disciplina, el riesgo, la fe, la estabilidad, la responsabilidad, en fin tantos valores que se necesitan para mantener un “quiero” como un hermoso desafío y no desanimarnos en el tiempo pero más allá de todo esto necesita que seas auténtico y creas en ti.
Las vida cambia y por su puesto cambian los “quiero”, lo importante es que esos quiero se hagan realidad y no queden como un “quería¨ y mires hacia atrás y no logres nada y te digas: más me enfoqué en quejarme, en echarle la culpa a los demás (de preferencia a los más cercanos), de conformarme (total ya perdí todo) de hacerme la víctima (porque llama más la atención), y se me hace un hábito estar en mi zona de confort, ”me quejo pero no pasa nada” y me dedico a manifestar mis no quiero más allá de ser valiente y decir: “quiero esto y estoy dispuesto a lograrlo pagando el precio que tenga que pagar” que es ponerse en acción.
Algo que tienes que saber es que tu puedes lograr todo lo que quieres”, pero esos ¨quiero¨ necesita de ti, de tu compromiso y responsabilidad contigo mismo, te mereces hacer realidad todos tus ¨quiero¨.
Este 2018, enfócate en tus *quiero* y haz todo lo que sea necesario para hacerlos realidad.
¿De quién depende? (Esta es la otra pregunta importante) Sólo de quién se lo propone… Pues claro, la respuesta siempre es: “Depende de MI”. Siempre es tu elección.
Karina Madueño
Life Coach
¿Quieres saber más?
Contáctame: hola@karinamadueno.info

Amar tu esencia

Con el tiempo, las vivencias y la experiencia uno entiende que el preocuparse por demostrarle al mundo quién eres, solo te desgasta y te quita tu verdadera motivación.
Entenderlo te lleva al camino de la verdad~>de tu verdad: El que siempre es mejor hacer las cosas porque tu quieres, por tu motivación, por las razones correctas que están dentro de tu corazón; no por complacer a nadie, ni por demostrar que eres mejor que alguien, sino por ti mismo, por ser TU mismo, por ser mejor para ti. Y cómo consecuencia de este proceso siempre serás mejor para los demás.
No se puede agradar a todo el mundo. No se puede seguir modelos externos, Lo único que podamos hacer es enfocarnos en SER nosotros mismos, en RECONOCER nuestra esencia, en ser MEJORES cada día, en CRECER, en DAR lo mejor y SUPERAR nuestros propios límites.
La opinión que tengan los demás de ti, es de ellos, sea positiva o negativa debes tomar en cuenta que es externa y muchas veces será basado es sus propias creencias, experiencias, miedos, juicios y prejuicios.
La opinión que tengas de ti mismo vive dentro de ti y es VITAL.
Ser auténtico significa ser íntegro, amarse, aceptando nuestras fortalezas y nuestros puntos de mejora, es elegir tus valores, principios y creencias que regirán tu vida, es conectarte con tu pasión, es hacer un plan de vida en base a tus anhelos y saber tomar tus propias decisiones, es elegir tomando en cuenta que los resultados determinarán tu futuro, es tener visión y ver por anticipado donde quieres llegar sabiendo que la construcción de tu porvenir solo depende de ti.
Trabajemos en nuestro SER, para que después el HACER nos produzca felicidad y el TENER sea el resultado de un proceso de amor, siendo nosotros mismos y amando nuestra esencia.
Siempre auténticos es nuestro lema 😉.
Karina Madueño.
Life Coach
¿Quieres saber más?
Contáctame: hola@karinamadueno.info